Usted está en : Portada : Crónica Lunes 4 de diciembre de 2006

La radio antofagastina perdió a un grande: Adiós Daniel Clift

Aquí el homenaje del alumno a su maestro

Por: Juan Culún Pastén.

Conocido profesional de Radio Sol falleció el sábado.

En las escuelas de periodismo una de las premisas básicas que se enseña a los estudiantes es la objetividad, dentro de ella se inculca la despersonalización de la noticia, es decir, desvincularse del hecho noticioso y remitirse fielmente a la realidad.

Pero, hay ocasiones en que uno, como periodista, puede tomarse ciertas licencias, rasgarse el ropaje de la objetividad y escribir no desde la trinchera del reporteo, sino desde el alma.

Hoy quiero tomarme una de esas licencias, para escribirle a mi maestro y amigo, al gran Francisco Daniel Clift, o "Panchulo", como le decía yo para hacerlo rabiar.

Tras dar una valiente e incesante lucha contra una brutal enfermedad que hace un tiempo le aquejaba, Daniel Clift falleció el sábado, causando estupor entre quienes le conocieron y particularmente entre quienes tuvimos la suerte de trabajar con él y recibir sus siempre sabios consejos.

Daniel dedicó prácticamente toda su vida a la radio. Sus inicios se registan en Radio "La Portada", desde donde partió a la desaparecida "Astral". Un buen día fue contactado por Radio Sol, de la Universidad Católica del Norte, emisora que se transformaría en su segundo amor.

Allí empezó como radiocontrolador, hasta que en 1989 fue trasladado hasta Coquimbo para asumir como jefe de programación en las estaciones que dicha radio mantenía en la Cuarta Región.

El 93 volvió a Antofagasta y comenzó una nueva etapa, ahora como locutor. Su enorme conocimiento musical le permitió convertirse de inmediato en uno de los más escuchados, e incluso muchos de sus auditores le llamaban "La Biblia".

"Funky Music" y "Los archivos secretos de Radio Sol" fueron sus programas regalones. También se deleitaba hablando de música en "El sonido de los 70" junto a Manolo Parra.

Durante su enfermedad, los trabajadores radiales de la ciudad se unieron para hacer una fiesta y recolectar fondos. Era la primera vez que este rubro se veía tan fortalecido.

Eduardo Guggiana, director de la Sol, evidentemente golpeado por la noticia señaló que "Perdemos a un profesional muy valioso, en Antofagasta somos muchos los que aprendimos de su sapiencia, pero al mismo tiempo creo que haber trabajado con él nos inspira, tenemos un referente a quien debemos seguir".

Hoy le sobreviven su esposa, Florencia Buzeta, 4 hijos , dos nietos. y cientos de amigos que ayer lo acompañamos en su último adiós. Personalmente y a nombre de muchos que fuimos sus alumnos le brindo este humilde homenaje a mi amigo y jefe.

Que Dios te tenga en su maravilloso reino "Negrito Clift" y le dé resignación a tu linda familia para seguir adelante. Quiero que sepas que en mis ratos de soledad, aún escucho el cd de Sinatra que me regalaste.

Al maestro con Cariño.

 
 
Opciones
Volver a la portada Volver a la portada
Enviar este artículo Enviar este artículo
Imprimir sólo texto Imprimir sólo texto