Usted está en : Portada: Crónica
Domingo 29 de marzo de 2009
El piloto que se lo tragó el mar
Hace 29 años, cerca de la desembocadura del Río Loa desapareció uno de los pilotos más destacados de la FACH.

Mario Sánchez Pérez msanchezp@estrellanorte.cl

Eran cerca de las 10.30 horas del 26 de marzo de 1980, cuando el comandante de grupo (A) César Guevara, considerado uno de los mejores pilotos de Chile, desapareció en su Hawker Hunter, mientras realizaba una instrucción junto a un piloto extranjero.

Inmediatamente se inició una de las búsquedas más frenéticas de la historia de la FACH, que, sin embargo, no dio ni un resultado hasta el día de hoy.

Hablar del comandante Guevara es hablar de un piloto de excepción. Guevara era muy respetado por sus camaradas y uno de los pilotos que concretaron la "Operación Atlante".

Este connotado aviador, había cruzado el océano Atlántico junto a sus compañeros del Grupo de Aviación Nº7, y lo había hecho sin avión cisterna, sin GPS y sin radioayuda, en una misión que fue destacada en todo el mundo por su peligrosidad y precisión.

Desaparición

Ese 26 de marzo, el Hawker Hunter biplaza de instrucción perteneciente al Ala Base Nº1, despegó con el comandante de Grupo (A) César Guevara Fuentes y el teniente coronel de la Fuerza Aérea de Brasil, Piragibe Fleury Curado.

Este piloto había asistido a las Primera Feria Internacional del Aire (FIDA) con motivo del cincuentenario de la FACH.

Guevara despegó desde la base a las 10 horas, enfilando su avión hacia el norte, para ejercicios de rutina, quince minutos después se escuchó la última transmisión de este avezado piloto, que pese a toda su experiencia en vuelo, jamás envió una llamada de alarma.

Testigos señalarían más tarde que Guevara enfrentó una nube plomiza, lo que es un misterio ya que por la altura del avión y por el lugar en que se encontraba. Como sea, ésta fue la última vez que se vio al piloto y su avión que desapareció sin lanzar un llamado de alarma.

Se dice que habría caído al mar, entre Tocopilla y el río Loa, sin embargo, pese a toda la búsqueda realizada por la FACH, sus restos nunca fueron encontrados.

Esta desaparición marcó el inicio de una serie de hipótesis que hablan de la existencia de un verdadero "Triángulo de Cerro Moreno". En esta zona se habrían producido varios incidentes inexplicables.

Más casos

Por mencionar se pueden citar dos casos que aún no han sido corroborados, pero que fueron conocidos masivamente. El primero de estos casos se registró en 1976. Aquí una patrulla de dos F-5 volaba entre Antofagasta y Calama, cuando los pilotos avistaron un objeto extraño a unos 50 mil pies de altura. La patrulla ascendió rápidamente encontrándose con una enorme masa, que sacaba fuego por sus costados.

Los pilotos, sorprendidos, vieron cómo tras unos minutos el extraño fenómeno desapareció en las alturas.

El siguiente incidente ocurrió el 26 de mayo 1979. Aquí el capitán Danilo Catalán Farías se encontraba cerca de Cerro Moreno realizando un vuelo de rutina cuando fue advertido de la presencia de un Objeto Volador no Identificado. El aviador aceleró su F-5 colocándose a unas 20 millas del objeto desconocido, reflejándose este en su pantalla de radar como algo mayor tamaño que un avión normal, al que describió como un triángulo negro con dos pequeñas colas.

Pérdida

La desaparición de este connotado oficial, fue uno de los episodios más dolorosos en la historia de la Fach, particularmente por la alta investidura del oficial y por la gran ascendencia de Guevara sobre sus hombres.

Guevara fue buscado intensamente por más de un mes, pero no se encontró absolutamente nada de su avión, ni aceite, ni restos, ni nada que hiciera suponer ubicación alguna.