Usted está en : Portada: Deportes
Martes 21 de abril de 2009
El pequeño Messi antofagastino
Desde la AFA, el CDA compró el pase de este jugador en $150 mil.

Antofagasta.- En la vida siempre existen las adversidades, pero hay personas que saben cómo sortearlas y así no dejan que los problemas, por mínimos que sean, puedan impedirlos de cumplir sus sueños.

Esto se puede aplicar perfectamente a Diego Rojas Orellana, un muchacho de tan sólo 14 años que juega como volante de creación y que goza con ser reconocido como el mejor jugador de fútbol de la Segunda Región, en la categoría Sub -13.

Comparable con el seleccionado argentino Lionel Messi, Diego tiene problemas de altura, ya que a pesar de que es un gran goleador y capitán de la selección de la AFA, sólo mide 1,58 centímetros. De hecho está con tratamiento diario mediante pastillas, debido a que hace menos de un año llegaba a medir 1.50.

Talento

A pesar de que es bajito por naturaleza (de hecho sus amigos le dicen "chato" o "Dieguito"), esto no fue impedimento para que a su corta edad ya tenga proyecciones de ser un verdadero crack. Hasta ofertas de Colo Colo ha tenido, pero las ha rechazado por la costumbre de vida que tiene junto a sus padres y tres hermanos en Antofagasta.

Ya a sus primeros años de vida le daba patadas al balón, junto a sus amigos cuando organizaban pichangas de barrio.

A los cinco, su abuelo decidió meterlo en la cuarta infantil del Club Prat, donde se destacó por sus goles y su actitud de liderazgo, lo cual lo llevó a convertirse en capitán de su equipo.

"Conmigo el equipo saca el partido adelante, porque el capitán es el que debe mover a los jugadores", comentó.

Actualmente y gracias al esfuerzo económico de sus padres, el pase de Diego fue comprado por Club de Deportes Antofagasta, donde demuestra todas sus habilidades en la Sub 15.

Con los "Pumitas", Diego estará hasta que finalice el año. Luego se dará el tiempo para ver qué ofertas le convienen más. Así, su problema de estatura quedó atrás por su innato talento con el balón, tal cual le ocurrió a Lionel Messi. Paradójicamente, "me identifico más con Matías Fernández", dijo.