Usted está en : Portada: Crónica
Domingo 30 de agosto de 2009
"Tía Rica" se llena de notebook
Más atrás le siguen LCD y plasmas, aunque las reinas siguen siendo las alhajas.

Antofagasta.-En plena crisis económica y las deudas literalmente hasta el cuello obligaron al universitario Marcelo Rojas a empeñar su querido notebook, herramienta vital para estudiar y mantenerse conectado a las distintas redes sociales. Un llamado de la "Tía Rica" lo alertó y salió corriendo en su búsqueda, evitando que éste se fuera a remate y para siempre de sus manos.

Este computador personal es uno de los 40 que mensualmente son empeñados en la Dirección General de Crédito Prendario (Dicrep) de Antofagasta. Estudiantes, jóvenes y profesionales llevan entre 2 a 3 notebook por día hasta esta casa de empeño para salir al paso ante la escasez de efectivo.

Objetos

Pero con la misma frecuencia que los usuarios llegan con estos computadores portátiles para obtener algunos billetes, también acuden a retirarlos para evitar que éstos lleguen hasta la última instancia, el remate.

Los televisores plasmas y LCD también son los objetos más empeñados en la "Tía Rica", aunque siempre mucho más atrás de las alhajas. Según el administrador (S), Francisco Muñoz Bascur, del 100% de los objetos dejados en prenda el 85% corresponde a alhajas y el 15% restante a electrónicos, electrodomésticos y línea blanca, entre otros. Y es en este último porcentaje "donde los notebook y los artículos de última tecnología la llevan", precisó.

Hasta esta casa de empeño llegan miles de antofagastinos, cuyos ingresos fluctúan entre los 100 y 400 mil pesos, para salir al paso en momentos de premura económica, mediante el empeño de sus objetos de valor para obtener préstamos según la tasación y con una tasa de 2,5 % de interés. En el caso de las joyas los usuarios pueden conseguir un crédito con un tope de 100 mil pesos, mientras que con los otros objetos sólo un máximo de 40 mil.

Crédito

"La idea es ayudar al usuario, que recupere sus especies, que no las pierdas. Por eso no se prestan mayores sumas y el endeudamiento no puede exceder de los 500 a un millón 200 mil pesos, dependiendo de la capacidad de pago", acotó.

Sólo para este año la Dicrep destinó un presupuesto de mil millones de pesos para Antofagasta y en lo que va del año ya se cubrió el 80% de este dinero con más de 2.800 operaciones por mes entre empeños, renovaciones y rescate de especies.

Tal ha sido la demanda por estos créditos solidarios que a las ya habituales dueñas de casa, pensionados y estudiantes se sumaron nuevos "clientes", que desconocen el sistema prendario de la "Tía Rica". Tanto así que éstos han consultado por teléfono y hasta presentado en las oficinas con la intención de empeñar sus vehículos e incluso títulos de dominio de sus propiedades.