Usted está en : Portada: Crónica
Miércoles 23 de junio de 2010
Una pasión que no guatea nunca

El 14 de noviembre de 2007, Luis Roa estaba conectado al mundo a través de su equipo radioaficionado. El momento no era normal, acababa de ocurrir el terremoto en Tocopilla y él sabe que el ser radioaficionado puede ayudar a quienes no tienen comunicación telefónica y de celular por los cortes de energía.

En eso estaba cuando recibe una comunicación desde Chiloé en la que le indican que tras el terremoto, habían crecido las marejadas en el sector de La Rinconada y una de ellas había arrastrado un vehículo fuera de la carretera. Justo tras ese auto venía otro radioaficionado que mandó la alerta a todos, la registraron en Chiloé, quienes nuevamente la enviaron al espacio para llegar a Antofagasta a los equipos de Roa.

"Ese tipo de historias es la que mueve la pasión por los radioaficionados de Chile", comenta Juan Carlos Valdés, presidente del Radio Club La Portada y quien está trabajando con todo para darle otro impulso a esta pasión que puede llegar a salvar más de una vida.

Potenciar

Con 30 años de oficio, sabe que puede convertirse en un arma importantísima tras las experiencias conocidas de los terremotos de Tocopilla el año 2007, o el reciente en el sur de Chile del maldito y maletero 27 de febrero.

Por eso, el club que preside está trabajando en generar una mayor participación y motivación en la actividad. Para eso están realizando cada sábado cursos de aprendizaje para que los interesados tengan las técnicas e instrucción a la hora que lleguen a la Secretaria de Telecomunicaciones a rendir su examen para obtener su licencia.

Los cursos son los sábados a partir de las 16 horas, en Eduardo Orchard 1223.