Usted está en : Portada: Crónica
Viernes 8 de abril de 2011
Tatán confundió los géiseres con glaciares y el apellido de Sabella

A las 16.50 horas llegó hasta el Monumento Natural "La Portada" el mismo Presi Sebastián Piñera, con toda su comitiva para presentar su cototo "Plan Antofagasta" a los presentes.

Se mostró bastante suelto y cocoroco, tanto así que se tomó la licencia de hacer una introducción hablando sobre la historia de nuestra querida región, claro que en cuanto a esta leve reseña tuvo más que alguna falla.

En medio de todo este proceso, "Tatán" confundió a los conocidísimos Géiseres del Tatio con "glaciares", que no mucho tienen que ver.

Pero no fue todo porque llamó al conocido históricamente José Santos Ossa, como "Juan Jo", le dijo "Colama" a Calama y hasta pronunciar mal el apellido de nuestro famosillo Andrés Sabella (en vez de la "l" pronunció la "lle"), entre otras.

Eso sí, luego de notar sus equivocaciones el mandamás las corregía al tirante.

Tallitas del presi

A su vez, la primera autoridad de Chilito se mandó más que una tallita mientras se explayaba. Cuando se refirió a mejorar la calidad de vida parló que la persona que va a ver el deporte, ahora lo practiquen, es decir, "vayan con pantalón corto y no con pantalón largo", provocando más de una carcajada en la gallada asistente.

Otra tallita le floreció cuando se refirió al "Bono de las Bodas de Oro" donde dejó claro que para acceder a este beneficio debía ser estando con la misma persona.

"Se permiten intervalos pero no con diferente pareja", advirtió mientras todos reían.

También dijo que su mujer le había indicado expresamente mencionar el plan "vida sana" porque ella era la encargada de éste.

Cuando finalizó su discurso que duró más de 40 minutelis recibió una fuente de cobre de parte del intendente, Álvaro Fernández que lo dejó con la media sonrisita y le dio pie para mencionar que se aprobó el nuevo proyecto de ley del "Royalty".

Tras dejar la parte formal de su visita los guardaespaldas se arrimaron para proteger al Presi del respetable, mientras que el sonrientemente se sacaba fotos con todos los que quisieron posar a a su lado, para partir corriendo a eso de las 18 horas hasta la capital.

Fue así como se vivió una jornada distendida y con las equivocaciones y chascarros dentro de su discurso, que ya son conocidas como las "Piñericosas".