Año XXXVIII - Nro. 12.275 - Viernes 22 de Agosto de 2003

Mala memoria

Señor Director:

Con profundo pesar me enteré del fallecimiento de mi camarada y amigo Pedro Araya Ortiz, brillante alcalde de nuestra omuna. Lo lamenté profundamente porque juntos libramos muchas jornadas y pudimos realizar innumerables acciones en beneficio de la comunidad. Esto, antes que la ciudadanía lo eligiera su alcalde.

Nadie puede negar los grandes proyectos que se concretaron en hermosas obras que han permitido que Antofagasta se convierta en una ciudad pujante y llena de aspiraciones para seguir progresando.

Yo creo que nuestra Antofagasta se ha dado el lujo de ser una ciudad privilegiada. La mano de Dios nos ha favorecido, ya que siempre ha contado con grandes líderes a la cabeza de la comuna. Pero, desgraciadamente, como buenos chilenos, tenemos mala memoria. ¿Quién se acuerda hoy día del alcalde Santiago Gajardo Peillard? Impulsor de grandes obras y logros en beneficio de los pobladores. Durante su administración se construyó la avenida Cautín, hoy "Antonio Rendic", se dotó de energía eléctrica a las poblaciones con la colaboración de los propios vecinos, quienes hacían los hoyos y suscribieron un convenio con la Municipalidad y Endesa, hoy Elecda. Y muchas otras obras largo de enumerar. Cuántos antofagastinos transitan diariamente por esa avenida y si se les pregunta, no tienen idea cómo se construyó esa arteria y gracias a quien pueden utilizarla.

Este alcalde fue elegido con la más alta mayoría que se tenga recuerdo. Su Partido, el PDC, presentó para su reelección cinco candidatos a regidor. Salieron todos y a esta lista le sobraron votos para que salieran dos regidores más. Pero la lista había presentado, como dije anteriormente, sólo cinco candidatos. Hoy día nadie se acuerda del Chago Gajardo. ¡Que triste!

Después vino el alcalde Floreal Recabarren R. Durante su administración se construyó la avenida Circunvalación, hoy "Padre Alberto Hurtado". Cuantos antofagastinos transitan diariamente por esa avenida que presta servicio a un considerable número de ciudadanos. Se construyó el Teatro Municipal y la avenida Miramar, hoy "Andrés Sabella", siendo terminada por el alcalde Víctor Herrera Wallis. ¿Quién se acuerda hoy día de la obras de Recabarren. Nadie. Hubo otro alcalde de gran generosidad y espíritu de servicio como don Osvaldo Mendoza. Para estos hombres, a nadie se le ocurre rendir un homenaje, levantarles un monumento.

Hoy se ha elegido a nuestro amigo Daniel Adaro Silva, flamante alcalde de Antofagasta. Pero ya se levantan voces para tirarlo para abajo, como decimos en buen chileno, hay que tirarle la chaqueta a este hombre de trabajo que todavía no cumple quince días como alcalde. Todavía no empieza su trabajo y ya está recibiendo críticas. Y, lo más feo del asunto, de prominentes próceres de su propio partido.

Yo creo que hay que ayudar a Daniel Adaro para que también cumpla una gran labor al frente del Municipio.

Me llamó la atención la actitud de la senadora Carmen Frei, quien reclama ante el Consejo Nacional de la DC porque no fue invitada a la sesión del Consejo Municipal, donde se elegía al nuevo alcalde. En realidad, yo creo que un senador de la República es favorecido por los votos de la ciudadanía para grandes proyectos de la Patria y, perdónenme, no para estar escarbando en la paja molida.

Pueda ser que así Dios lo quiera, tengamos memoria y seamos agradecidos para que el día de mañana podamos sentir gratitud por las grandes obras que realizará el alcalde Daniel Adaro Silva.

 

Néstor Ramírez Urquieta.

RUT 3.340.589-8

ramireznestor@latinmail.com

Felicitan a Daniel Adaro

Señor Director:

A través de su prestigioso diario quiero felicitar a mi amigo Daniel Adaro, un hombre de pueblo y para el pueblo, por su designación de alcalde de nuestra gran ciudad Antofagasta, la "Perla del Norte".

Conozco a Daniel desde que fue presidente del Deportivo Inacesa, un tipo muy humano, luchador e incansable. Hoy, lo tenemos en el municipio, debemos apoyarlo fielmente, ayudarlo y estar junto a él. Lo mejor para Daniel, un alcalde deportista.

Quiero, además, destacar la actitud positiva de los señores Constantino Zafirópulos y Félix Acori ("Cariñosito"), desde el primer momento apoyaron a Daniel. ¡Bravo, señores! Su gesto merece un aplauso.

Daniel, la tarea es dura, tendrás detractores, saldrás adelante, tu fe y con la ayuda de Dios, lo lograrás.

Fuerza, alcalde. La gente humilde espera mucho de ti.

 

Waldo Campusano Alvarez.

Envíe sus cartas al director desde aquí

Suscripciones Clasifono Teléfonos Contactos